Reforma Tributaria no beneficia a emprendedores

• Gravar con IVA los bienes de la canasta familiar y los servicios que contratan es una barrera para el crecimiento de las empresas emergentes. También preocupan los beneficios reales de la exención al pago del Impuesto de Renta, entre otros aspectos. Es necesario que se escuchen y atiendan las necesidades de los emprendedores.

Bogotá, 06 de noviembre de 2018. La Representante a la Cámara por el partido Alianza Verde, Catalina Ortiz Lalinde, y el director ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Colombia (Asec), Sergio Zuluaga, cuestionan el impacto que la Reforma Tributaria o Ley de Financiamiento tendría en las empresas jóvenes.
“Se trata de un asunto de la mayor importancia para los emprendedores colombianos, pues la Reforma Tributaria amplía la base de bienes y servicios que están gravados, lo cual encarecería la operación de las empresas y su operación comercial. Si toda la cadena se grava con IVA, inevitablemente el producto o servicio final sería más caro. Esta Ley va en contravía de lo que esperábamos del Gobierno Duque en cuanto a apoyar e impulsar a los emprendedores”, explicó Ortiz Lalinde.
Por su parte, Sergio Zuluaga cuestiona que con la Reforma cualquier empresa que en el 2018 tenga ingresos mensuales iguales o superiores a $6.907.500 será responsable de IVA. “Esto además de encarecer su actividad operacional y comercial, genera un nuevo trámite al emprendedor. La medida también afectaría a consultores y prestadores de servicios” señaló.
La congresista añadió que es un tema sensible para los emprendedores, especialmente para los más pequeños, pues hacerlos responsables del IVA antes de que les paguen las facturas afecta su flujo de caja. “De hecho, estamos impulsando un proyecto de ley para incentivar el pago a plazos justos de la gran empresa a las pequeñas.”, indicó Ortiz Lalinde.

La Reforma Tributaria también plantea exceptuar del pago del Impuesto de Renta, por cinco años, a los emprendimientos de economía naranja que, entre otras condiciones, tengan mínimo 10 empleados y tengan una inversión de al menos $825 millones en un plazo máximo de 3 años.

No obstante, un estudio de Ángeles Inversores de Colombia indica que en el país el promedio de inversión por emprendimiento es de 400 millones de pesos. “Pareciera que esta Reforma no entiende la verdadera dinámica las empresas jóvenes de economía naranja y en general de los emprendimientos. La mayoría no cumplen con estos requisitos y quedarían imposibilitadas para acceder a este beneficio”, afirmó Ortiz Lalinde.

Como aspectos positivos de la Ley, se consideran descontables del IVA la adquisición, importación, construcción o formación de bienes de capital, lo cual facilitaría y por tanto impulsaría la inversión extranjera en las empresas colombianas emergentes. Así mismo, se establece un nuevo régimen especial para el pago de un Impuesto Unificado, que integraría los impuestos de Renta, Consumo, Industria y Comercio y complementarios, que disminuye trámites.

En términos generales, la Reforma Tributaria podría generar un entorno inflacionario que dificultará la operación comercial y el crecimiento de los emprendimientos. “Darle duro a la clase media -que es la que más crece en Colombia- es quitarle consumidores al mercado y por tanto entorpecer el crecimiento de las empresas emergentes”, señaló la Representante Catalina Ortiz. “Por eso, y aunque reconocemos los retos que enfrenta el Gobierno para financiar el presupuesto nacional, consideramos que el camino propuesto es inadecuado, pues varias de las medidas planteadas afectan a las empresas en crecimiento. Seguiremos trabajando con Asec para darle voz a la comunidad emprendedora”, puntualizó.